laboral

Jornada de trabajo. Tareas preparatorias y complementarias.

Existen tareas que deben efectuarse necesariamente antes del inicio del trabajo normal o luego de su finalización.
El Art. 4º de la ley 11.544 denomina a las primeras “preparatorias” (p. ej.: encendido de una máquina que permita el inicio de las tareas) y a las segundas “complementarias” (p. ej.: cierre de caja de un comercio) y tienen en común, que son imprescindibles para el desarrollo normal de la actividad.
Durante esos lapsos de tiempo el trabajador esta disposición del empleador, no pudiendo disponer de ellos en beneficio propio, motivo por el cual, si transcurren dentro de la jornada normal prevista para la actividad, integran ésta última (Art. 197 Párr. 1º de la LCT). Si esos trabajos preparatorios o complementarios son cumplidos excediendo la jornada normal, ese tiempo excedente debe ser liquidado con los recargos por tiempo extraordinario previstos en el Art. 201 de la LCT.
Este criterio, además reconoce un antecedente judicial previo a la vigencia de la Ley 20.744 de Contrato de Trabajo: el fallo plenario de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo 136 del 07/09/1970 en la causa “Castillo, José c/ La Martona S.A.” que resolvió que “Los repartidores de productos lácteos (conductores y acompañantes) que realizan trabajos preparatorios antes de comenzar sus tareas específicas y rinden cuentas de sus gestiones en exceso de la jornada de trabajo tienen derecho a resarcimiento extraordinario”.
Publicado en Laboral y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *