Consejos útiles y prácticos para una entrevista virtual efectiva

¿Te ha pasado que en una entrevista virtual, frente a la pantalla te ponés algo nervioso? Sentis que falta algo y no sabes qué hacer para conectar mejor en tus entrevistas virtuales.

Además de las variables externas como cuidar el fondo, evitar ruidos y distractores, asegurar una buena conexión, entre otros aspectos, existen variables internas relacionadas directamente a uno, que si las practicas, te permitirán una conexión efectiva y afectiva.

· Hackea tu cerebro, «mantén tus metas por encima de tu mente». Adquiere una postura ganadora. Visualiza el resultado deseado, escríbelo y háblale a tu mente con mensajes positivos. ¡Entrénala en ti! Ayudará además a manejar el cortisol, hormona del estrés.

· Respira profundamente, inhala, cuenta hasta diez y exhala suavemente. Permitirá regular tu emoción, además que liberarás un poco endorfinas, hormonas que son relajantes naturales.

· Genera dopamina una de las hormonas del bienestar, escucha antes un poco de música, saborea un rico chocolate, realiza ejercicios, siéntete bien antes de iniciar la conexión.

· Sonríe, el cerebro detectará movimiento y este comportamiento hará que generes emociones positivas y más conexión con quien está al frente.

· Prende tu linterna, quien te escucha desea verte. Proyecta energía, actitud y entusiasmo cuando hables.

· Reconoce a tu audiencia, investiga quién está al frente e identifica qué quieren. Ayudará a preparar el valor que ofreces.

· Ten coherencia entre lo que dices y sientes, tus gestos son muy importantes. El cuerpo cuenta nuestras historias y ahora será nuestro rostro y hasta nuestras manos. Acuérdate que dentro de la comunicación lo más importante es quién y cómo se recibe la información.

· Regula tu comunicación no verbal, esta determina que piensan los demás de nosotros pero también definen lo que pensamos y sentimos de nosotros mismos.

· Habla fácil, sencillo, evita tecnicismos, no asumas que el otro sabe lo mismo que tú. Tu contenido debe ser estructurado, corto y de valor.

· Usa tu caja de cambios en la voz, el tono, intensidad y energía son importantes. No hables rápido, te aconsejo que respires o alargues algunas palabras cuando estas estructurando la idea, evitarás el uso de muletillas y palabras innecesarias.

· Captura la atención con información que vas ofreciendo. Para eso, es muy importante prepararte, para que puedas mencionar las historias de tus logros y de por qué eres un buen candidato.

· Desacelera el ritmo, date unos segundos antes de responder la pregunta. No interrumpas al interlocutor. Además las ondas de la comunicación llegan al otro segundo después que tú hablas.

· Y para finalizar, «un buen cierre te puede arreglar una mala película», deja el efecto WOW, de sorpresa y emoción en los oyentes. Es importante no sólo qué dices sino cómo lo dices.

Fuente: www.infocapitalhumano.pe

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *