En fallo dividido, la Cámara Laboral consideró que un vigilador contratado a empresa de seguridad, es empleado del Consorcio

“La actividad de vigilancia desarrollada en un edificio hace a la actividad normal y específica del Consorcio. Es uno de los supuestos en los cuales “se contraten o subcontraten cualquiera sea el acto que le de origen, trabajo o servicios correspondientes a la actividad normal y específica propia del establecimiento”, entendido este último como establecimiento laboral dentro del cual se enmarcan relaciones de trabajo. De allí que corresponde condenar solidariamente al Consorcio de Propietarios en los términos del art. 30 LCT.” (Del voto del Dr. Arias Gibert, en mayoría)

“A fin de que nazca la responsabilidad solidaria de una empresa por las obligaciones laborales de la otra, en los términos del art. 30 LCT es menester que aquella contrate o subcontrate “trabajos o servicios correspondientes a la actividad normal y específica propia del establecimiento…”, y si bien comprende también a las actividades que pudieran ser calificadas de accesorias, lo concreto es que deben estar integradas permanentemente al establecimiento, supuesto que no se da en el caso de la vigilancia contratada por un Consorcio de Propietarios. Ello así, toda vez que la seguridad constituye una labor accesoria y escindible del giro específico propio del establecimiento donde se presta, cuyo funcionamiento no se vería afectado por la ausencia de dicho servicio, de lo que se sigue que las tareas de vigilancia contratadas no forman parte del objeto propio y específico del Consorcio de Propietarios, ni pueden considerarse inescindiblemente integradas al establecimiento, por lo que en el caso el Consorcio de Propietarios demandado no debe responder solidariamente en los términos del art. 30 LCT.” (Del voto de la Dra. Ferdman, en minoría)

SD – Expte. n° 15.672/2016 – “Sánchez, Diego Antonio c/ ACP Seguridad SA y otro s/ despido” – CNTRAB – SALA V – 25/10/2019

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *