Reducción judicial de intereses contractuales pactados. Requisitos de viabilidad

Como principio, los intereses deben calcularse con arreglo a lo acordado al momento de contratar, pues esa es la ley a la que deben sujeción los contratantes; de modo que cualquier reducción de intereses requiere, para ser objeto de decisión judicial, de una expresión fundante del interesado, que luego debe acreditarse, demostrando la existencia de una real lesión.

En otras palabras, quien pretenda la reducción judicial del interés que él mismo pactó oportunamente, deberá denunciar, exponer y acreditar concretamente la abusividad de los intereses y, a su vez, proponer un cálculo alternativo que posibilite la cancelación del crédito. Recién después de cumplimentados esos requisitos, es posible analizar el pedido de corrección.

Publicado en Comercial y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *